Las Encuestas Demográficas y de Salud. Nuevos desafíos para cuantificar los indicadores de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

 

Resumen

Los países enfrentan desafíos importantes para monitorear los avances en la Agenda de Desarrollo Sostenible. Las Encuestas Demográficas y de Salud (dhs, por sus siglas en inglés) y otras pueden responder parcialmente a tales necesidades; pero se requerirá desarrollar nuevas estrategias de recopilación, manejo y análisis de datos y avanzar más allá del cálculo de indicadores.

¿Qué son los datos?

En Ciencias Sociales, los datos son “rasguños” en la superficie de la realidad que ofrecen la visión parcial de un hecho, fenómeno, característica o estado en un momento dado, y proporcionan la materia prima para construir conocimiento y mejorar nuestra capacidad de pronosticar. Pueden definirse como buenos datos para políticas y programas sociales aquéllos que permiten predecir mejor y tomar la mejor decisión con el menor costo. Determinarlo requiere de un conocimiento amplio sobre los datos existentes, su significación y costo, de una infraestructura para organizarlos que permita su explotación analítica y fomente su uso, y de una clara intención o decisión política de usarlos para el bien común. El objetivo de este artículo es utilizar este marco para mostrar la importancia de la información de las dhs, con énfasis en los indicadores de los Objetivos del Desarrollo Sustentable (ods), y señalar los desafíos de las dhs y otras similares para el seguimiento de estos indicadores.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible: una decisión con intenciones

En 2015, los gobiernos del mundo decidieron trabajar en la búsqueda de un futuro sostenible para alcanzar en 2030 el logro de 17 metas y de 169 objetivos en un marco muy compresivo llamado ods. Para monitorear su logro, desarrollaron 232 indicadores (Naciones Unidas, 2019a). Producir los datos que tales indicadores requieren representa un enorme desafío. A principios de 2019, Naciones Unidas publicó el Informe de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2019 (Naciones Unidas, 2019b), que estableció los avances de los países en la implementación de los compromisos de dichos Objetivos. Respecto a la producción y disponibilidad de datos, el informe concluye que:

·         Aún no se dispone de datos confiables y oportunos sobre características importantes de la vida de las personas; en la mayoría de los países, la recopilación y producción de datos regulares no cubre más de la mitad de los indicadores mundiales;

·         como los grupos e individuos marginados no son adecuadamente reflejados en los datos, existe un riesgo creciente de que se vuelvan “invisibles”, aumentando su de por sí elevada vulnerabilidad;

·         si bien en los cuatro años recientes los países han realizado importantes esfuerzos para mejorar y reducir estas brechas de datos, el avance es todavía limitado.

El Informe concluye que se necesita urgentemente una mayor inversión para garantizar que se disponga de datos adecuados para la toma de decisiones sobre la Agenda 2030, lo que implica la recopilación, procesamiento, análisis y difusión de una cantidad monumental de datos para diferentes niveles de desagregación. El Plan de Acción Global de Ciudad del Cabo para Datos de Desarrollo Sostenible (2017) y la Declaración de Dubai (World Data Forum 2018) ofrecen a los países una plataforma y una hoja de ruta para ayudarlos a cumplir con tales objetivos (Naciones Unidas, 2019a).

El Programa de Encuestas Demográficas y de Salud (dhs) y su contribución a los ods

El Programa dhs se considera el “estándar de oro” en la producción de datos representativos de los países respecto a fecundidad, planificación familiar, salud y mortalidad materna e infantil, género, vih/sida, paludismo y nutrición. Establecido en 1984, este Programa ha brindado asistencia técnica para realizar más de 400 encuestas en más de 90 países (mapa 1 en el anexo en la versión electrónica). El Programa dhs, implementado por la empresa ICF,1 es financiado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (usaid), aunque en la mayoría de los países contribuyen, a más del gobierno, otros socios internacionales.

El Programa dhs incluye pruebas de biomarcadores de paludismo, anemia, antropometría y otros. También realiza las Encuestas sobre Indicadores de Paludismo (mis), las que suministran datos sobre uso de mosquiteros y prevención del paludismo durante el embarazo. Finalmente, la Encuesta sobre Proveedores de Servicios proporciona información sobre las características de los establecimientos de salud (hospitales, puestos y centros de salud y otros) y los servicios disponibles. Incluye observación y entrevistas de salida.

Este mismo Programa produce información sobre varios indicadores de los ods, la mayoría del área de la salud (ver cuadro 1 en el anexo en la versión electrónica). Sin embargo, la contribución del Programa dhs a los ods va más allá de los indicadores mencionados anteriormente, pues los datos de las encuestas pueden analizarse con mayor detalle y muchas preguntas de investigación pueden responderse con ellos. Otros programas de encuestas internacionales, como las Encuestas de Indicadores Múltiples por Conglomerados (mics) de Unicef, producen indicadores parcialmente similares.2

Retos de las encuestas de hogares

La recopilación de información a través de encuestas de hogares es una de las mejores formas de producir información sobre los indicadores de los ods. Existen, sin embargo, retos importantes que han aumentado en los últimos años, estando entre ellos:

·         asegurar la cobertura geográfica que permita la comparabilidad entre países, condición esencial para asegurar que el seguimiento de los indicadores de los ods a nivel global sea posible. Las encuestas dhs se implementan en países en desarrollo y en algunos países de ingresos medios. Hay una mejor cobertura en África y parte de Asia, pero está muy limitada en América Latina. Las encuestas mics cubren ahora un mayor número de países de nuestra región y en buena medida han reemplazado a las dhs. Igualmente, países como México desarrollan sus propios sistemas de encuestas de fecundidad;

·         garantizar la calidad de los datos en contextos cada vez más complejos. En muchos países, la inestabilidad e inseguridad han aumentado, lo que ha contribuido a incrementar tanto los costos como de las dificultades para realizar encuestas, que son ahora crecientemente complejas: se agregan módulos y se solicitan más biomarcadores. Además, numerosas oficinas de estadística siguen siendo débiles en términos de recursos financieros y humanos, mientras el personal está abrumado por tareas múltiples y competitivas. Muchos países se ven afectados también por la corrupción gubernamental cuyos efectos son, entre muchos otros, el uso de criterios no apropiados para la selección del personal que colabora en las encuestas, especialmente el de campo, lo que tiene impactos sobre la calidad de los datos;

·         garantizar la coherencia/armonización, mientras se incorporan nuevos enfoques y algoritmos para calcular los indicadores. El programa dhs trabaja arduamente para asegurar la coherencia conceptual entre las encuestas, haciendo que las mismas preguntas se mantengan en encuestas consecutivas, enfatizando la necesidad de una capacitación estandarizada y a través del monitoreo de la traducción de las preguntas hechas en idiomas nacionales. El programa dhs trabaja directamente también con otros programas internacionales para la armonización de sus instrumentos de recolección y producción de información. Esta armonización es necesaria para asegurar que los indicadores calculados sean comparables, pues descansan en el mismo tipo de información de base;

·         garantizar la desagregación de datos, manteniendo los costos bajos mientras se satisfacen las demandas crecientes de datos con mayor granularidad. El marco de los ods exige indicadores desglosados ​​por áreas geográficas. Por definición, las encuestas son limitadas en términos de sus capacidades para proporcionar información desagregada debido al alto costo que implican. Se requieren mejores datos administrativos y censos de calidad. Una solución intermedia proporcionada por el Programa dhs es la preparación de mapas de superficie interpoladas;3

·         garantizar el apoyo financiero. Como se ha dicho, las encuestas son cada vez más costosas. Además, el apoyo internacional se ha reducido, particularmente en países que la usaid considerados “graduados” en términos de sus logros en planificación familiar. Y si bien es cierto el surgimiento de nuevos donantes, particularmente en África, la negociación para obtener los fondos para encuestas más caras y más complejas es cada vez es más difícil.

Comentarios finales

Los ods deben ser monitoreados para medir su progreso. Los países están definiendo mejor sus prioridades y hacen esfuerzos para recolectar los datos que necesitan, atendiendo de mejor manera su referencia geo-espacial; también, para estructurar más eficientemente los sistemas que deben usar para organizarlos y hacerlos disponibles para su uso amplio. Sin embargo, el avance es lento y los retos son enormes, en términos de recursos y capacidad institucional, y queda poco tiempo para llegar a 2030.

No existe una varita mágica para resolver la creciente demanda por buenos datos. Las encuestas de hogares, como las dhs, son una fuente invaluable, entre otras razones porque producen un conjunto de datos comparables que ayudan a construir tendencias y a evaluar impactos. Pero se necesitan más y mejores datos, lo cual requiere de una gran inversión financiera, técnica e institucional para mantener, mejorar y ampliar los sistemas existentes, y para diversificar e innovar más a fin de producir datos de buena calidad en un corto período de tiempo.

En este sentido, se requiere una estrategia de recopilación de datos basada en complementar los recolectados en hogares con los de otras fuentes. Se necesita, igualmente, relacionar mejor los datos de diferentes fuentes a través de mejores arquitecturas de datos estadísticos,4 pues las actuales son obsoletas para manejar el tipo de complejidad que existe. Finalmente es necesario ir más allá del cálculo de indicadores y avanzar hacia análisis más complejos, directamente diseñados para informar sobre las mejores decisiones a tomar. Los avances en el uso de inteligencia artificial y aprendizaje automático ofrecen ahora nuevas y prometedoras posibilidades para profundizar e informar sobre la mejor decisión independiente que se puede tomar, y también sobre cómo usar los datos para maximizar las sinergias positivas entre las intervenciones.

Definir mejor y consolidar las intenciones de avanzar hacia el bien común, determinar de manera más eficiente los datos que se necesitan y desarrollar un sistema de manejo de datos más apropiado, son condiciones necesarias para lograr avanzar más rápido y hacer que la utopía de los ods esté cada vez más cerca de la realidad.

Notas

1 El Programa de las Encuestas Demográficas y de Salud (dhs) está financiado por la Agencia para el Desarrollo Internacional del gobierno estadounidense (usaid). icf es la empresa responsable y la que maneja tal Programa. Las opiniones expresadas en este documento son de la exclusiva responsabilidad del autor y en nada comprometen a las instituciones mencionadas.

2 Disponible en: https://mics.unicef.org/ , última consulta: 16 noviembre, 2019.

3 Disponible en: https://spatialdata.dhsprogram.com/modeled-surfaces/, última consulta: 16 noviembre, 2019.

4 Los que algunos llaman “Infraestructura integrada de datos estadísticos”.

Referencias

Naciones Unidas (2019a), Marco de indicadores mundiales para los Objetivos de Desarrollo Sostenible y metas de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Nueva York. A/RES/71/313, E/CN.3/2019/2, disponible en: https://unstats.un.org/sdgs/indicators/Global%20Indicator%20Framework%20after%202019%20refinement_Spa.pdf., última consulta: 16 noviembre 2019.

United Nations (2019b), The Sustainable Development Goals Report 2019, disponible en: https://unstats.un.org/sdgs/report/2019/, última consulta: 16 noviembre, 2019.

 

Imprimir/Descargar PDF
José Miguel Guzmán

The DHS Program, ICF | josemiguel.guzman@icf.com