Anexo / Los hogares mexicanos y su consumo energético. ¿Cuáles son los cambios esperados?

El método de proyección “Profamy” se conoce también como “Modelo de cohorte extendida”. Desarrollado por Zeng et al. (2014), es un método de los llamados de macrosimulación basado en el uso de tablas de vida modelos; además de que toma como referencia solamente a una persona como “identificador”, los autores consideran a la mujer, por lo que se puede considerar como un “modelo femenino dominante”. Por otra parte, tiene la ventaja de utilizar datos accesibles, además de proyectar a la población como una cohorte considerando la sobrevivencia de los individuos por edad, según la intensidad esperada de cada fenómeno demográfico (mortalidad, fecundidad, salida del hogar paterno, migración y nupcialidad).

Los autores explican que el método agrupa a los individuos por cohorte y los proyecta anualmente, cohorte por cohorte, con el uso de indicadores y tasas resumen; de esta manera, se puede obtener una proyección de la población y hogares por tamaño, composición y arreglos de corresidencia, contemplando a todos los integrantes identificados por su relación con el/la jefe/a de hogar.

Con ese fin y con el uso de una matriz de probabilidades, Profamy estima la transición entre eventos por edad, sexo y estatus marital, considerando el paso de un estado a otro; en la matriz se multiplican los individuos por las tasas y probabilidades de ocurrencia de los eventos para cada uno de los años proyectados.  Así, se consideran tasas de transición entre estados maritales, de corresidencia, de paridad, la probabilidad de sobrevivencia y muerte, las tasas de salida del hogar paterno, las tasas de migración, entre otros. De este modo, es posible proyectar la población, hogares y arreglos residenciales teniendo en cuenta los cambios en los componentes demográficos como son la fecundidad, la formación y disolución de las uniones, la salida del hogar paterno, la mortalidad y la migración.

Adicionalmente, Profamy se centra en los siguientes supuestos principales:

    1. Modelo multi-estado. Profamy permite considerar la transición entre varios eventos, como son la fecundidad, estatus marital, salida del hogar paterno, migración y mortalidad.
    2. Independencia entre eventos. En algunos casos, la probabilidad conjunta de transitar entre eventos es nula; sería el caso, por ejemplo, cuando en la condición del estado conyugal del individuo aumenta o disminuye el riesgo de morir. De esta manera, el modelo asume cierta independencia entre mortalidad, fecundidad y nupcialidad. Esto es, los cambios en fecundidad y mortalidad sólo dependerán de la condición étnica y descendencias, mientras que las uniones o matrimonios dependerán también de la condición étnica y la descendencia, pero serán independientes de la corresidencia con padres e hijos.
    3. Uso de parámetros nacionales aplicables a áreas pequeñas. Dado que se puede proyectar también la población a nivel subnacional, es necesario conocer las transiciones de la misma entre cada evento en la región; por ello, es imprescindible estimar o presentar la información de manera desagregada. Como en algunos países no se cuenta con un registro, encuestas o bases de datos con la información a nivel subnacional, se asume como aceptable considerar el estándar nacional.
    4. Ocurrencia de los eventos demográficos. Para la transición entre eventos demográficos, se asume que los nacimientos ocurren distribuidos 50% en cada mitad de año, y que los cambios en el estatus marital, la sobrevivencia y la migración ocurren a mitad de año.

 

Además de las ideas anteriores, se asumieron ciertos supuestos para el cálculo de la proyección de hogares en México, que se enlistan a continuación.

    • Fecundidad:
      • a) disminución de la fecundidad con base en la proyección de población del Conapo (2010-2.4, 2020-2.13, 2030-2.08) y,
      • b) se hace un ajuste por paridad con base en la reducción esperada por el Conapo y la proporción de la fecundidad según el orden de los niños nacidos vivos.
    • Esperanza de vida: se espera que aumente según los pronósticos de población del Conapo, que se proyectan cada 10 años para hombres y mujeres (2010:71.05 y 77.03; 2020: 73.29 y 78.05; 2030: 74.64 y 79.41, respectivamente).
    • Nupcialidad:
      • a) se asume como constante la tasa general de matrimonios observada en 2010 y,
      • b) se aplica el supuesto de que no hay segundas nupcias, dada la falta de información para estimar el riesgo o probabilidad de los hombres de volver a entrar en unión.
    • Número promedio de parientes y otras personas por miembros familiares directos: se asume que aumentará en 0.05 la corresidencia de parientes y otras personas para cada hogar de 1 a 9 miembros familiares directos.
    • Migración: se considera a la migración internacional, bajo el supuesto de ciertos cambios en cada quinquenio, como se muestra en la tabla siguiente. 

 

Cuadro 2. Supuestos de la proyección

Fuente: Proyecciones de hogares, Conapo (2008).

 

En términos generales, los autores encontraron que el uso de la información mediante tasas o probabilidades ayuda a definir los patrones de los procesos demográficos, pues otros métodos de proyección usan la extrapolación de las tasas específicas por edad, y ello puede traducirse en una mayor flexibilidad de los datos; por ende, se pueden obtener resultados erráticos. Por otra parte, el uso de las edades medias al primer hijo y la primera unión conyugal ayudan a observar los cambios en la fecundidad y nupcialidad, los cuales pueden modificar los valores proyectados.

Además, los autores identifican algunas áreas de oportunidad de Profamy, tales como que el modelo no estima un intervalo de confianza sobre las estimaciones y no se considera la fecundidad en mujeres a temprana edad o las madres solteras que corresiden generalmente con uno de sus padres.

Finalmente, en este primer ejercicio se ha encontrado que el método es innovador al permitir una estimación de hogares más desagregados, y así conocer de qué modo los fenómenos demográficos modifican los hogares en México. Se observa, igualmente, que la estimación de hogares fue sensible al supuesto asumido sobre la disminución de la fecundidad en el horizonte proyectado; sin embargo, es posible encontrar como aportación importante la inclusión de la salida del hogar paterno, así como la transición del estatus marital en hombres y la proporción de la población que vive en instituciones de cuidado.

 


 

Referencias

Consejo Nacional de Población, (Conapo) (2008),
Proyecciones de hogares. Total de hogares a mitad de año por entidad federativa y sexo del jefe, 2005-2030, Conapo, 2008, México.

Zeng Y., K. land, Z. Wang y d. gu (2014),
“Household and living arrangement projections: The extended cohort-component method and applications to the us and China. Demographic methods and population analysis”, The Springer Series on Demographic Methods and Population Analysis, Vol 36. Springer, Dordrecht.

Gabriela Pérez Guadián

El Colegio de México | gperez@colmex.mx